• ¡Marielle presente! Entrevista con Keka Bagno, dirigente nacional de Insurgencia/PSOL

    Por Gabriela Mitidieri / Democracia Socialista

    A raíz del asesinato político cometido contra la concejala Marielle Franco, su compañera en Insurgencia y en el PSOL Keka Bagno compartió algunas reflexiones sobre la trayectoria militante de Marielle y sobre lo que implica su muerte.  

  • ¿Quién es Guillermo Boulos? Entrevista con el candidato del PSOL

                                                                 Foto Midia Ninja

    Por Nicolás Valenzuela Paterakis y João Telésforo. Con la colaboración de Mariana Cruz, Daniela Miranda y Salvador Ferrer
    Publicada originalmente en Revista De Frente

     Guilherme Boulos es actualmente Coordinador Nacional del Movimiento de los Trabajadores Sin Techo (MTST) y del Frente Pueblo sin Miedo. Además, es precandidato del Partido Socialismo y Libertad (PSOL) a la presidencia de la República. Boulos no era dirigente ni militante del PSOL, se afilió recientemente a partir de una alianza construida entre el partido y un grupo de movimientos sociales para lanzar su candidatura presidencial. La candidata a la Vice-Presidencia será Sônia Guajajara, coordinadora de la Articulación de los Pueblos Indígenas del Brasil (APIB). #DeFrente conversó con él en Brasilia.

     #DeFrente: Brasil, en el último período, vio emerger con fuerza el carácter oligárquico de varias instituciones, además del aumento de la represión a los movimientos sociales, el golpe contra Dilma y el comportamiento de los tribunales en el caso Lula. ¿Qué posibilidades hay para una disputa democrática, y qué lleva al MTST y ese campo social más amplio que lleva a la candidatura a comprender que es importante dar esta disputa en este momento?

     Tenemos hoy en Brasil una institucionalidad viciada, un sistema político que está en el suelo, que perdió la capacidad mínima de cohesionar a la sociedad, de formar mayorías  y que, finalmente, se expresa en una crisis de representatividad, en un sentimiento de anti-politica generalizada en nuestra sociedad. Nadie se  siente representado por este sistema político, a excepción del 1% que siempre ha capturado el Estado brasileño.

  • "El conflicto que se mira hoy en Venezuela, hay que inscribirlo en las condiciones geopolíticas a nivel planetario". Entrevista a Amílcar Figueroa

     

    Por Jhosy Coronado

     

    01/02/2019

    Amílcar Figueroa:En primer lugar hay que entender que el conflicto que se mira hoy en Venezuela, hay que inscribirlo en las condiciones geopolíticas a nivel planetario y no hay que perder de vista la esencia global del capitalismo, particularmente del capitalismo occidental donde el hegemón del sistema, Estados Unidos ha entrado en retroceso en cuanto a su capacidad económica: la capacidad de producción de mercancía y ha entrado también en retroceso en términos geopolíticos en algunas regiones hacia el este del mundo, en fin, está perdiendo este papel con que surgió a raíz de la implosión de la Unión Soviética, prácticamente era el hegemón en el mundo unipolar. Ahora, por supuesto en estas circunstancias le costó mucho el avance de China y Rusia en algunos países de América Latina, el volumen de comercio avanzó, e incluso en países que ha ganado la derecha recientemente, cuando el presidente lanza una serie de bravuconadas como en Brasil, pero el nivel de comercialización hoy de Brasil con China es muy alto, hay cosas en las que ellos van a tener que manejarse y obviar para seguir adelante con su plan. Pero, dentro de estas circunstancias el imperialismo y los países digamos hegemónicos en el capitalismo, en la actual etapa, más que por los mercados, se plantean pegarle mano, controlar los reservorios estratégicos, reservorios que son finitos y que son imprescindibles su control para ejercer la dominación, entonces todos sabemos la cantidad de recursos que posee Venezuela en el subsuelo, y, por otro lado, ya que son dos cosas: la defensa de los reservorios de energía, de controlar digamos las reservas hídricas, las reservas de coltán, pero a la vez, el hecho de verse en la necesidad de impedir la influencia de otras potencias que a nivel internacional le son adversa. Esto es lo que está mediando acá y que yo diría que ese conflicto no tiene resolución a corto plazo, porque desde el punto de vista legal no hay basamento legal para deponer al presidente Nicolás Maduro y desde punto de vista de la cohesión de las fuerzas armadas, no han podido por más llamados que hagan los Estados Unidos a romper la unidad de las fuerzas armadas, y todavía el chavismo conserva gran cantidad de apoyo popular, impensable para el nivel de presión que ha habido, sobre todo la presión económica, por eso es que ahora apuntan a asfixiar más la dinámica interna de la nación, o sea para ver si logran quebrar o reducir a un mínimo el apoyo popular y después sería que haría una agresión. Yo creo que la intencionalidad es ésa, poner el gobierno contra la pared y obligar a una negociación en condiciones muy difíciles, o si no logran la negociación, una intervención, pero que no es mañana. Pasa por una escalada en ese proceso de asfixia.

  • “Me alegra haber estado en los levantamientos de Stonewall”

    En un nuevo aniversario de los levantamientos de 1969, que dieron origen a las Marchas del Orgullo LGBTIQ en todo el mundo, y en el contexto de una nueva movilización contra los travesticidios en Argentina, recuperamos esta entrevista a Sylvia Rivera (activista trans, protagonista de los levantamientos de Stonewall, fundadora de STAR -Street Transvestite Action Revolutionaries-). 

  • “Minimizar el conflicto de clases despolitiza la sociedad”

    Guilherme Boulos es dirigente del Movimiento de los Trabajadores Sin Techo (MTST) y candidato presidencial del Partido Socialismo y Libertad (PSOL). Además de ser activista, Boulos es profesor y escritor, graduado en filosofía, especializado en psicología clínica y tiene una maestría en psiquiatría. Es la primera vez que se presenta a un cargo electivo y lo hace en fórmula con la activista indígena Sônia Bone Guajajara.

     

  • 24 de marzo: un instante de peligro

     

    Por Kike Ferrari y Juan Mattio

    Articular históricamente el pasado no significa conocerlo como ha sido en verdad. Consiste, más bien, en apropiarse de un recuerdo tal y como brilla en un instante de peligro (…) En cada época hay que esforzarse por arrancar de nuevo la tradición del conformismo que pretende avasallarla (…) El don de encender en lo pasado la chispa de la esperanza sólo le es dado al historiador convencido de que ni siquiera los muertos estarán seguros si el enemigo vence. Y ese enemigo no ha cesado de vencer.
    Walter Benjamin

     

     

    Los primeros mensajes del día lo daban por sentado. Las dudas eran de orden práctico: con o sin los pibes, a qué hora, en qué esquina. Nos permitimos incluso una humorada sobre una naciente unión de escritores que nos invitaba a marchar después de un año de ignorar nuestro pedido de un espacio en el que debatir.

    Y entonces surgió la duda. ¿Y si hoy no vamos? ¿Qué pasa? ¿Y si dedicamos esta plomiza tarde de 24 de marzo a pensar, hacernos preguntas y escribir?

    ¿Qué pasa si nos quedamos acá, intercambiando apuntes, cruzando ideas, intentando construir una reflexión lateral sobre el 24 de marzo y sus consecuencias? ¿Qué si probamos una intervención distinta, si recordamos que la resistencia y la acción no están sólo en las calles?

  • Aborto Legal: “la letra chica” del proyecto de ley

    Por Laura Silva para ANRed

     

    Durante la mañana del 14 de junio, mientras festejábamos la media sanción del proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), luego de una extensa jornada de vigilia, organizada y garantizada por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Seguro, Legal y Gratuito, diputados y diputadas comenzaron la disección minuciosa del proyecto artículo por artículo, modificando o revalidando cada uno de ellos. Repasamos y analizamos las modificaciones, que a veces pueden parecer una simple cuestión de terminología, pero que a los efectos de garantizar el acceso al derecho al aborto a la mujer o persona gestante que lo solicite, implica mucho más.

  • Bolsonarismo: ¿Qué viene después?

    Por Vanessa Dourado

    11 de Octubre de 2018

    Brasil vive un capítulo triste de su historia. La inesperada ascensión del Bolsonaro es resultado de un de un deterioro de político-social sintomático que se observa no solo en Brasil, pero que se manifiesta también en Europa y, en cierta medida, también en Latinoamérica. Esto se evidencia con el triunfo de Trump y con las olas neofascistas europeas y también con la negación de la política por parte de las sociedades descontentas con losmodos operandi de la democracia burguesa.

  • Carta abierta al Padre Pepe desde el Feminismo Popular

    Por Gabriela Mitidieri (Democracia Socialista)*  

    Padre Pepe Di Paola,

    En el día de ayer, usted, reconocido referente entre los curas villeros por su trabajo territorial en la Villa 21-24, realizó una polémica intervención en el marco de los debates previos al tratamiento del proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo en las cámaras legislativas.

  • Cuatro años de Podemos, ni un segundo que perder

     
    Por Miguel Urbán

    Hoy se cumplen cuatro años de Podemos. Cuatro años de aquel manifiesto “Mover ficha” que inició una aventura política extraordinaria, contradictoria, intensa, desbordante. Cuatro años de disputa abierta con el Régimen, sus partidos y poderes fácticos. Cuatro años tratando de recoger el impulso de la calle y patear el tablero político. Cuatro años que han dado para mucho. También para la propia transformación de Podemos.

    Mucho se habló durante nuestros primeros meses de vida de la “hipótesis populista” y del efecto novedad de la “nueva política”. Pero siempre hubo dos condiciones previas que pasaron más desapercibidas: la sensación de desborde, con la gente haciendo política sin esperar a nadie, la auto-organizacion popular, creando y animando Círculos aun cuando no existía una estructura de partido formal, lanzando propuestas, echando raíces en sus territorios en un proceso de empoderamiento popular que venía directamente del espíritu del 15M; y, por otro lado, el efecto sorpresa, esa “guerra relámpago” que buscaba pillarles con el pie cambiado antes de que “nos tomasen la medida”. Algunos criticamos entonces que poner todos las energias en un asalto institucional fulgurante, renunciando a una complementaria construcción interior y periférica en paralelo más pausada y sólida, corría el riesgo de debilitar los pilares de ese “cambio político” en marcha. Hoy ya nadie duda en Podemos de que la “máquina de guerra electoral” por sí sola no bastaba.

    Constatar esta insuficiencia no es solo una cuestión ideológica, sino también de pura táctica política. En este tiempo, el Régimen se ha recompuesto en parte del golpe inicial, ha generado sus propios antídotos, desde Pedro Sánchez a Ciudadanos, pasando por Felipe VI. El contraataque hace tiempo que está en marcha. El Régimen se defiende atacando. Intenta cerrar por arriba una crisis mientras muerde a quienes siguen señalándola como lo que es: una herida abierta. No les pongamos fácil devolvernos los golpes.

  • Democratic Socialists of America dos años después: ¿Dónde estamos? ¿A dónde vamos?

    22 de Enero de 2019

    Por Dan La Botz

    Han pasado dos años desde el auge espectacular del grupo Democratic Socialists of America (DSA), que actualmente es la organización socialista más grande de EE UU y también la más grande desde la década de 1940. Y puede anotarse varios éxitos notables. Ahora que el país está centrando su atención en la elección presidencial de 2020, nos preguntamos: ¿Qué tal lo está haciendo DSA? ¿Qué logros tiene en su haber? ¿A dónde va? ¿Qué proponen las diversas agrupaciones y corrientes políticas en su seno como orientación futura del grupo? ¿Existe un ala izquierda genuina y, si no, cuál es la alternativa?

  • Dolor Brasil, dolor latinoamericano

    Por Mabel Thwaites Rey

    23/10/2018

    Desde estas orillas rioplatenses, el triunfo resonante de Jair Bolsonaro en las elecciones brasileñas nos ha caído como una bomba atómica. Sabíamos que el clima ya era de guerra, que el enemigo tiene armas poderosas y que las fuerzas del campo amigo ya venían menguadas. Sin embargo, la magnitud del caudal de votos que ha cosechado el personaje más revulsivo de la derecha brasileña nos enfrenta de lleno a la dimensión profunda de nuestras dificultades e impotencias como izquierda, sea en Brasil, en Argentina o en cualquier comarca del convulsionado planeta. Nosotros pretendemos encarnar los valores de igualdad, solidaridad, justicia, respeto mutuo, empatía, fraternidad. Creemos expresar los intereses y necesidades de las personas más sumergidas y ser portadores de la democracia genuina, participativa, horizontal. Tendemos, más o menos conscientemente, a atribuirle a las clases trabajadoras una bonhomía innata, solo aplastada por la dominación burguesa, y nos pretendemos expresión de una suerte de esencia popular fraternal, generosa y altruista, universal e inmutable, que pugna por liberarse de las garras opresoras del capital. Sin embargo, cuando parte de las capas trabajadoras pobres se inclinan por opciones reaccionarias, cunde entre nosotros el desconcierto, el enojo, la incredulidad, la desilusión o la desesperanza, o una mezcla de todos estos sentimientos.

  • El paisaje tras diciembre: consenso, coerción e "inestabilidad hegemónica"

    Martín Mosquera

    7/01/18

    Introducción

    Los eventos se suceden con rapidez. Reconstruyamos con cierto detenimiento, entonces,  las características del cuadro político actual. El 22 de octubre Cambiemos obtuvo un triunfo electoral contundente. Con este reforzamiento se propuso finalmente dejar atrás el "gradualismo" precedente (al menos en los términos que conocimos) e intentar el pasaje hacia su "etapa programática". Se habló entonces del "cambio cultural", del "ahora o nunca" y se presentó al Parlamento un paquete de leyes que iniciaban el periodo de las "reformas estructurales". El gobierno entrando en una fase de aceleración descarta la hipótesis de que el gradualismo de los primeros dos años pudiera ser la medida de una forma de gobernabilidad hegemónica para una derecha posible. Se trató, más bien, del impulso necesario para intentar el "gran salto adelante".

    El cambio de fase parece indicar también un cambio de táctica respecto al movimiento de masas. Ya no tendremos, en lo esencial, tanta susceptibilidad a la reacción popular ni tanta redefinición de políticas al compás del pulso social. El gobierno se propone ahora embestir de frente contra la resistencia popular. Necesita infringir una derrota que le permita desmoralizar al movimiento social y entrar en una fase más despejada para la aplicación de sus políticas. A sabiendas de que no opera sobre el terreno fértil de una gran derrota social que lo preceda, el gobierno necesita generarla desde el Estado. Para tomar ejemplos clásicos, precisa lo que la derrota de la "huelga minera" fue para el despliegue del neoliberalismo en Gran Bretaña o lo que el fracaso de todas las luchas del ciclo 89-91 (ferro­viarios, telefónicos, obreros de SOMISA, entre otros)  fueron para Menem en su tránsito hacia la estabilidad y el amplio consentimiento social del plan de convertibilidad. 

  • El peronismo y la izquierda ante el ocaso de Macri

    por Claudio Katz1

    30-5-2019

     

    El enorme impacto de la fórmula Fernández-Fernández ilustra el cambio de escenario político, que ha generado elfracaso económico de Macri. Ese categórico revés deteriora todos los preceptos neoliberales de los últimos años, facilita el resurgimiento del peronismo y replantea la intervención de la izquierda.

    Ya nadie discute que el alocado endeudamiento oficial financió la fuga de capitales. Los préstamos no sirvieron para construir puentes, represas u hospitales, sino para perpetrar un vaciamiento financiero mayúsculo. Las consecuencias están a la vista: demolición de la industria, desempleo de dos dígitos, estanflación y agravamiento de la indigencia.

  • Ele Não. Para derrotar a Bolsonaro y defender los derechos, en la segunda vuelta el PSOL defiende el voto a Haddad y Manuela

    Declaración del PSOL (Partido Socialismo y Libertad-Brasil)



    Las elecciones en la primera vuelta terminaron manteniendo el mismo escenario de inestabilidad y polarización provocadas por el golpe de 2016, que profundizó una crisis económica y social que ya se desarrollaba. También profundizó una crisis de representación política de tales dimensiones que generó las condiciones para el surgimiento de una candidatura de extrema derecha y que llegó a la segunda vuelta con apoyo de parte considerable de las clases dominantes. La elección golpeó a diferentes caciques políticos, haciendo que la extrema derecha capitalizara la rabia social contra el "sistema".

    La segunda vuelta es la continuidad de la lucha contra el fascismo y el golpe. La tarea central en ese momento es, por lo tanto, derrotar a Bolsonaro. Su derrota abre la posibilidad de bloquear la agenda iniciada por Temer, garantizar la soberanía nacional y reunir las condiciones para seguir defendiendo las conquistas democráticas frente al autoritarismo. Para ello el PSOL apoyará a partir de ahora la candidatura de Haddad y Manuela, aun manteniendo diferencias políticas y preservando nuestra independencia. Convocamos a toda nuestra militancia a tomar las calles para continuar diciendo en alto y claro: ¡él no!

  • Elecciones en Córdoba: claves para interpretar la victoria del peronismo

     

    por Ignacio Bisignano

    Nunca el resultado de las elecciones cordobesas había sido tan previsible. Todas las encuestas vaticinaban un amplio triunfo del actual gobernador Juan Schiaretti que le permitía su reelección en el territorio cordobés. Y así fue, el peronismo local se impuso con amplio margen frente a una oposición frágil y dividida. No obstante, más allá de lo previsible, la elección del domingo dió lugar a una serie de sucesos que no muchos pudieron anticipar y que merecen un análisis más profundo. Si bien constituida una obviedad que Schiaretti sería reelecto en la provincia, no se esperaba que el oficialismo lograra una penetración electoral tan significativa en la ciudad capital, histórica fortaleza radical y eterno traspié para el peronismo. De hecho, la noticia de mayor impacto la constituye la derrota del radicalismo en la intendencia capitalina, se presenta como una rareza que en los próximos cuatro años un peronista como Llaryora, con poco peso y con gran desconocimiento popular, haya logrado arrebatarle las riendas del palacio 6 de julio al partido que históricamente se identificaba con el electorado de la ciudad. Otro dato resonante que ha dejado la jornada electoral constituye la ausencia del kirchnerismo, cristalizada en la frustrada candidatura de Pablo Carro, dada de baja horas antes de que finalice el cierre de listas, habilitando infinidades de hipótesis ante un abstencionismo electoral kirchnerista poco claro y con muchas lecturas disonantes. En este marco, llama la atención la incapacidad de la izquierda tradicional para lograr capitalizar el grueso de votos que el espacio de Carro dejó de lado ante su ausencia, es llamativo que una gran parte de ese 7 % u 8% que podía contabilizar el kirchnerismo, no halla emigrado al FIT o a alguna otra expresión de la izquierda. Por el contrario, el desempeño del Frente de Izquierda fue bastante pobre deteriorando notoriamente su porcentaje cosechado si se compara la reciente elección con los comicios celebrados en 2017, 2015 y 2013.

  • Entrevistas. Crisis de Cambiemos, fórmula FF y las tareas de la izquierda. Primera parte.

     

    24 de Mayo de 2019

    El sorpresivo anuncio de la fórmula Fernández-Fernández sacudió todo el escenario político de nuestro país. El apuro por el análisis veloz, sin tiempo para la reflexión, marcó la agenda de todos los medios de comunicación desde el sábado en adelante.

    En Revista Intersecciones decidimos hacer lo contrario. Queremos aportar visiones críticas y agudas sobre esta coyuntura revoltosa. Para eso preparamos una serie de entrevistas que puedan ayudarnos a comprender en qué situación se encuentra la Alianza Cambiemos, que significa la fórmula F-F y cuáles son las tareas de la izquierda en este momento.

    Aquí va la primera parte. Responden Mabel Thwaites Rey, Omar Acha  y Martín Obregón.

  • Entrevistas. Crisis de Cambiemos, fórmula FF y las tareas de la izquierda. Segunda parte.

    29 de Mayo de 2019

    El sorpresivo anuncio de la fórmula Fernández-Fernández sacudió todo el escenario político de nuestro país. El apuro por el análisis veloz, sin tiempo para la reflexión, marcó la agenda de todos los medios de comunicación desde el sábado en adelante.

    En Revista Intersecciones decidimos hacer lo contrario. Queremos aportar visiones críticas y agudas sobre esta coyuntura revoltosa. Para eso preparamos una serie de entrevistas que puedan ayudarnos a comprender en qué situación se encuentra la Alianza Cambiemos, que significa la fórmula F-F y cuáles son las tareas de la izquierda en este momento.

    Aquí va la segunda parte*. Responden Maisa Bascuas y Mafalda Sanchez, Marta Dillon, Aldo Casas y Jorge Sanmartino.

  • Facebook en crisis

    Las dudas que desató la maniobra de aprovechamiento de datos personales: ¿cuántos casos como el de Cambridge Analytica siguen en marcha? ¿Quién controla la información que las aplicaciones obtienen de nosotros? ¿A dónde se dirige la relación entre redes sociales, circulación de noticias y política?

     

  • Francia. Movilización de los chalecos amarillos

     

    Lo que está en juego en esta movilización popular

    Por León Cremieux

     

    Desde hace casi un mes se desarrolla en Francia un movimiento que no tiene precedentes. El 17 de noviembre, a lo largo y ancho de Francia se produjeron no menos de 2500 bloqueos de carreteras y de peajes de autopistas, en una movilización que aglutinó a 300.000 chalecos amarillos (porque los manifestantes se colocan el chaleco amarillo obligatorio en los vehículos). Durante toda la semana posterior se han seguido manteniendo numerosos bloqueos en ciudades de tamaño medio. Y el sábado 24, de nuevo, se han desarrollado multitud de acciones en las que han participado más de 100.000 personas, de las cuales 8.000 a Paris en los Campos Elíseos, provocando más de 1.600 bloqueos.

    Este movimiento nació al margen de los partidos y los sindicatos. Se construyó a partir de las redes sociales en base al rechazo al anuncio gubernamental de incrementar a partir del 1 de enero de 2019 el impuesto de los carburantes a través del TICPE (siglas en francés del impuesto interior por el consumo de productos energéticos). Un incremento de 6,5 céntimos por litro de gasóleo y de 2,9 céntimos por el sin plomo de 95 oct. Ya en 2018 el impuesto sobre el gasóleo se incrementó en 7,6 céntimos. Sobre el litro de gasóleo a 1,45 €, el Estado se apropia aproximadamente de un 60% a través de impuestos; es decir, 85,4 céntimos. El gobierno también prevé incrementos de 6,5 céntimos para los años 2020 y 2021. Se trata del tercer mayor impuesto de Europa sobre el gasóleo tras el Reino Unido e Italia.