Stranger Things: construcción de hegemonía y política sexual