De la huelga de las mujeres a un nuevo movimiento de clase