Venezuela: “Costará mucho doblegarnos”