Desafíos de la próxima nueva izquierda: Partido, clase y hegemonía