De Argentina (2017) a Bolivia (2019): entre las revueltas sociales, la inestabilidad política y la polarización de los proyectos en pugna.